sábado, 29 de septiembre de 2012

Primeros Pasos: Tres Dimensiones II

Dibujar esculturas

Visite museos locales y galerías, y dibuje estatuas de bronce, de piedra, de terracota o de cera. Empiece por las más pequeñas; éstas son más fáciles de resolver. Concéntrese en la totalidad de la figura y simplifique las partes que la componen, puesto que sólo está realizando estudios. Después, dibuje gradualmente toda la silueta y trabaje en los detalles hasta completar el dibujo.

Elegir el punto de observación

Seleccione un ángulo interesante desde el cual dibujar la estatua. Puede ser un tronco torcido, un brazo derecho estirado  y el ángulo de la cabeza proporcionan mucha tensión y movimiento a la figura, y esto se refleja en la calidad del trazo y refleja en la calidad del trazo y en la dirección del sombreado.

Peso y equilibrio

Intente reflejar la pose de la figura y el punto en donde se concentra todo el peso del cuerpo. 

Materiales expresivos

Conviene emplear materiales de dibujo que realcen el carácter de la estatua. El carboncillo o la tiza, utilizados con suavidad, aportarán un delicado trazo, que puede reflejar la sensualidad del a escultura. En este caso, la calidad del trazo de lápiz se adapta perfectamente a la gracia del tema.

Obras de museo

No tenga miedo de trabajar en público - es poco probable que acabe rodeado de curiosos espectadores. De hecho, en la mayoría de los grandes museos podrá hallar alguna galería solitaria y tranquila donde dibujar sin ser molestado. Cuando se decida por estatuas grandes, conviene que trabaje con carboncillos para captar todo el dramatismo de las obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada